Viena Capellanes

Cuantas veces paseando por las calles de Madrid sentimos, de pronto, ese irrefrenable deseo. Ese deseo que no podemos apartar de nuestro pensamiento, que no podemos desechar como un pañuelo sucio. Y, de repente, aparece ante nuestros ojos y ya no podemos negarnos a la evidencia. Necesitamos un dulce. Simple y llanamente. No podemos luchar contra la naturaleza. En ese momento no existe nada más en este mundo más que esos bollos y pasteles que vemos en el escaparate, invitándonos a entrar y hacernos con uno… o con varios. Y cuando salimos de la tienda, si es que salimos, que hay muchos impacientes, y damos el primer bocado… en fin, no se puede describir, hay que probarlo.VienaCapellanes_CalleArenal-1920

A esta impaciencia incontrolable ha colaborado de manera notable en nuestra ciudad Viena Capellanes. Desde 1873 ésta castiza pastelería viene surtiéndonos de todos tipo de delicias ya sea en forma de tartas, pasteles o bollos. Su curioso nombre proviene del pan de Viena. En 1873, el Matías Lacasa, obtuvo el privilegio de invención por la Oficina de Patentes (por aquel entonces conocida como Real Conservatorio de Artes) de la exclusiva elaboración del pan de Viena en Madrid durante diez años. Este pan, proveniente de la capital austríaca, era más fino que el de candeal, de consumo habitual en nuestro Madrid, pronto se convirtió en un “pan de lujo” con gran aceptación.

26260_114154165269016_5238932_n

Con semejante oportunidad de hacer negocio, Matías Lacasa y su esposa, Juana Nessi, pusieron una tahona en la actual calle de la Misericordia, conocida entonces como de Capellanes porque ahí estaba la residencia de los capellanes de la Casa Real. De esta forma, el público madrileño iba a comprar el pan de Viena a Capellanes y así nació el popular nombre que perdura hasta nuestros días. Como dato curioso, el gran literato Pío Baroja fue, durante algunos años, dueño junto con su hermano de la empresa.

Y así, poco a poco y con gran esfuerzo, Viena Capellanes contribuyó a crear y alimentar esa sensación de la que os hablaba al principio. Bendita sea su estampa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s