Sombrerito y Nerón, el combate del siglo.

“¡Atención damas y caballeros, niños y niñas! ¡Préstenme atención durante unos segundos, es todo lo que les pido, unos minutos de su preciado tiempo y les aseguro que no se arrepentirán pues lo que les voy a desvelar no tiene parangón en el mundo entero! ¿Qué me dirían si les dijera que un imponente animal, venido de la remota África, un elefante, se va a enfrentar en lucha singular contra un toro bravo? Que estoy loco sin duda, ¿No es cierto señor? Pero no, les juro que no he estado más cuerdo en mi vida, pues les garantizo que saldrán asombrados de la plaza. Y tan solo por 2.25 pesetas, ¿Qué me dice señor, quiere una entrada? ¿Y usted señora?”

imagen (1)

Cartel anunciando el evento.

No se me ocurre apertura mejor que ésta de circense estilo para tan singular e increíble suceso. Ocurrió el 13 de febrero de 1898 en la Plaza de Toros de Madrid, emplazada por aquellas fechas en donde ahora descansa el Palacio de los Deportes. La publicidad de la época lo catalogó como “¡Gran Acontecimiento!” “¡Espectáculo Sensacional!”

Tanta vehemencia consiguió que la Plaza de Toros estuviera a rebosar de espectadores ávidos de un espectáculo exótico y apasionante a partes iguales. Se esperaban, tal y como rezaban las octavillas, una lucha en la que “el elefante se hallará sujeto por una de las patas con una cadena de hierro de 16 metros de larga (…); El encuentro tendría una duración de 15 minutos pasados los cuales se retirarán el elefante y el toro por medio de los bueyes, caso de que ambos queden vivos de la lucha”

La prensa de la época se hizo eco del evento y las crónicas del Imparcial y de la Correspondencia de España describen apesadumbrados la mansedumbre del elefante Nerón, que no más era que un cachorro sin colmillos, sacado de su apacible destino del zoo del Retiro madrileño. Pero el paquidermo no era animal flojo, ya que al poco de ser encadenado por su cuidador rompió sus ataduras sin el menor esfuerzo y se dirigió hacia la barrera, causando el pánico del público, según relata La Vanguardia. Insensibles espectadores… Nerón solo quería buscar a sus cuidadores para volver a estar a salvo del bravo Sombrerito. Y a fe que lo consiguió, pues no paró de dar vueltas por el ruedo hasta que los encontró.

Tras el incidente, el paquidermo es colocado de nuevo en su sitio a la espera del toro. ¡Y ahí sale Sombrerito!, resuelto y bravo en los primeros compases pero, al percatarse del enorme animal que tiene delante, se frena un poco, desconcertado, sin saber que hacer. De pronto, embiste “sin codicia” en un par de ocasiones, ocasionando al elefante heridas en una de sus manos lo que provoca la rotura de la cadena una vez más. Tras este despliegue de violencia sin parangón ambos contendientes se ignoraron mutuamente durante los 15 minutos de la lucha.

Plaza de toros nueva

Antigua Plaza de Toros de Madrid.

Viendo que no se producía movimiento alguno, el público estalló en una sonora algarabía, exigiendo lo que les pertenecía por derecho. La presidencia, ante la insistencia de la audiencia y temiendo un tumulto cedió al fin, sacando un nuevo astado a la platea. Este morlaco desconocido tenía más empuje que Sombrerito y embistió con ímpetu al elefante, llegando incluso a derribarlo en dos ocasiones. Nerón, viendo que el toro lo tenía muy claro, dióse a la fuga de un “modo desesperado”.

El público no se dejó embaucar por el elefante y dio a cada cual lo suyo: el toro fue ovacionado y Nerón fue despedido con una lluvia de naranjas que, a pesar de sus “numerosas heridas”, cogía con la trompa y daba buena cuenta de ellas.

¡Damas y caballeros, niños y niñas, gracias por su tiempo y no dejen de sorprenderse con las maravillas que un servidor les trae desde los rincones más remotos del mundo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s