Calles de Madrid XIV

La Calle del Hospital, situada entre las calles de Santa Isabel y Argumosa, recibió los nombres de callejón de los Reyes, callejón Nuevo y de los reyes Vieja, debido a que al principio de esta calle se situó la tribuna real para qu asistieran Felipe III y su esposa a la colocación de la primera piedra del Convento de Santa Isabel. La calle era conocida por Reyes Viejos o del Niño Perdido indistintamente. Este último nombre procedía, según se cuenta, de un niño que quedó encerrado en el hospital de mujeres de mala vida cuando fue clausurado; a pesar de que la madre imploró buscarle no se lo permitieron; el niño gritó y lloró pero nadie escuchó sus lamentos, hasta que el padre Bernardino de Obregón le oyó en sueños y a la mañana siguiente pidió a Dios que le guiara hasta el lugar. Cuando llegó encontró al niño, pero no pudo evitar que muriera de hambre en sus brazos; entonces el padre Bernardino rezó tres veces impidiendo de esta forma que muriera y tras buscar a su madre, le devolvió el niño perdido. Cuando se construyó el nuevo Hospital General a mediados del siglo XVIII tomó el nombre de callejón del Hospital y, en 1869, se le dio salida hacia la calle de Argumosa a través del antiguo cementerio del hospital. En la actualidad es conocida por calle en lugar de callejón.

Calle_de_Argumosa_(Madrid)

El nombre de la calle de Argumosa, situada entre la ronda de Atocha y la plaza de Lavapiés, tiene su origen en el cirujano Diego de Argumosa (1790-1865). El doctor Argumosa dictaminó que las llagas de Sor Patrocinio no solo no eran milagrosas e incurables sino que eran provocadas y podían ser curadas fácilmente, lo que le valió la jubilación anticipada

calle-de-los-tres-peces

La calle de Tres Peces, entre las calles del Ave María y Santa Isabel, debe su nombre a que en esta zona se hallaba una casa, propiedad de don Pedro de Solórzano, el cual tenía la obligación de pagar todos los años, en concepto de tributo o censo, tres grandes peces a tres conventos y un hospital, el día de su correspondiente festividad: el día de San Francisco de Paula al convento de la Victoria; el de San Rafael, al Hospital de San Juan de Dios; y el día de la Concepción, a los conventos de San Francisco y San Bernardino. Y para que no se olvidará de esta tradición, tres peces fueron tallados en piedra en la fachada principal de su casa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s