Un Día por Madrid

Inauguramos este blog y lo hacemos de la mejor manera posible. Un recorrido por los lugares y monumentos más emblemáticos de Madrid. ¿Me acompañas?

Por dónde empezar… hay tantos lugares y rincones… Pero pongamos como punto de partida la estación de Atocha, cuya construcción comenzó en 1888 bajo la dirección de Alberto de Palacio. Imaginemos que acabamos de bajar del tren y comenzamos nuestra visita por Madrid. Si salimos por la fachada principal, a la derecha, nos encontraremos con la Plaza de Carlos V, el Ministerio de Agricultura y el Paseo del Prado. De frente, el Museo Reina Sofía y siguiendo por la calle Atocha llegaremos a la plaza de Jacinto Benavente. Nos encontramos en pleno centro de Madrid.

Estacion_de_Atocha_Madrid_01

Un consejo: si queréis disfrutar del mejor chocolate con churros de la ciudad no podéis dejar de ir a la chocolatería San Ginés. Los mejores desde 1894.

Bajando por la calle Carretas llegamos a la puerta del Sol. Si torcemos a la derecha tenemos dos opciones. Seguir por la calle mayor o por la calle Arenal. Mmm ¿Cuál escoger? Calle Mayor. Ese nombre promete. Llegamos a la Plaza Mayor, cuyos orígenes se remontan al siglo XVI y del que el arquitecto Real Juan de Herrera (arquitecto, entre otros edificios, del Real Monasterio de El Escorial) comenzó las obras, finalizadas en 1610 bajo la dirección de Juan Gómez de Mora. Aquí podremos hacer un descanso en el camino, mimetizarnos con el magnífico ambiente madrileño y disfrutar de nuestra bebida favorita en una de sus innumerables terrazas.

estatua-de-don-alvaro-de-bazan_306108

Muy cerca de la Plaza se encuentra el mercado de San Miguel, inaugurado el 13 de mayo de 1916 y que desde entonces surte a la ciudad de todo tipo de alimentos.

Dejamos atrás el mercado y continuamos por la Calle Mayor hasta llegar, a nuestra izquierda, a la Plaza de la Villa.

En su contorno se encuentran las fachadas principales de tres edificios de gran valor histórico-artístico, levantados en diferentes siglos. El más antiguo es la Casa y Torre de los Lujanes (siglo XV), construido en estilo gótico-mudéjar, que se emplaza en la cara oriental de la plaza.

Le siguen en antigüedad la Casa de Cisneros (siglo XVI), un palacio plateresco que cierra la parte meridional del recinto, y la Casa de la Villa (siglo XVII), de estilo barroco, ubicada en la zona occidental de la plaza. Entre estas paredes nacieron, vivieron y murieron importantes personalidades de la historia de España: Antonio Pérez, tesorero del rey Felipe II, Ramón María Narváez o el político Álvaro de Figueroa y Torres.

En el centro de la plaza se encuentra la estatua en homenaje a Don Álvaro de Bazán, militar y almirante español, caballero de la Orden de Santiago. Bajo la estatua, en el pedestal, se puede leer el poema que Lope de Vega le dedicó:

El fiero turco en Lepanto,
en la Tercera el francés,
y en todo mar el inglés,
tuvieron de verme espanto.
Rey servido y patria honrada
dirán mejor quién he sido
por la cruz de mi apellido
y con la cruz de mi espada.

Llegamos al final de Calle Mayor. A la derecha, por la Calle Bailén, se alza, imponente, la Catedral de Santa María la Real de la Almudena y un poco más allá el Palacio Real y la Plaza de Oriente. Decido pararme aquí y dar por finalizado mi paseo madrileño. ¿Qué itinerario hubieseis elegido vosotros?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s