Pelota Vasca en Madrid

¿Pelota vasca en Madrid? Os suena raro, ¿verdad? Pues hasta principios del siglo pasado era un deporte con gran repercusión y afición en la capital. Fue tal su fama, antes de la llegada del fútbol ocupando éste el lugar privilegiado del que disponía la pelota, que hasta fue deporte olímpico en los juegos de París de 1900.

urbanity.es-el-froton-en-1900

Madrid contó con hasta cuatro recintos para practicar este deporte, entre los que destacan el Jai Alai y el Euskal Jai. Hoy día solo sobrevive el más famoso que tuvo la capital y único en el mundo que todavía sigue en pie, aguantando el paso del tiempo. Hablamos del frontón Beti Jai (Siempre Fiesta en su traducción del Euskera).

Único en el mundo porque presenta un estilo neomudéjar fusionado con la arquitectura del hierro, vanguardia en el siglo XIX, que se utilizó en gran parte de su estructura de forjados y en la decoración interior como en las barandillas de los balcones de las gradas o tribunas, en las columnas de las plantas, y en multitud de elementos decorativos y algunos estructurales.

Su núcleo central lo conforma una cancha al aire libre, de 67 m de largo, 20 m de ancho y 11 m de alto. Alrededor de la misma se extienden las gradas, que rodean la pista por sus lados oriental y meridional, dibujando una planta semi-elíptica. El graderío tiene una capacidad aproximada para 4.000 personas y se articula en cuatro plantas.

beti-jai-1918--644x362

Su construcción comenzó en 1893, gracias a los esfuerzos de José Arana Elorza que tuvo la suerte de ganar 70.000 reales en el premio gordo de Navidad. Arana puso el dinero y Joaquín Rucoba (18441919) fue el arquitecto encargado de diseñar el recinto. Rucoba es autor de la Plaza de toros de la Malagueta, el mercado y el parque de Málaga, así como la Casa Consistorial de Bilbao, entre otras obras.

Ubicado en la calle Marqués de Riscal Nº 7, fue inaugurado el 29 de abril de 1894 (otras fuentes indican el 29 de mayo del mismo año) y estuvo en funcionamiento hasta el año 1919. Desde su apertura hasta su cierre el Beti Jai albergó competiciones de Hípica en 1901, un Centro de Ensayos de Aeronáutica en 1904, y una Escuela Militar entre los años 1913 y 191, donde se compaginaba la práctica militar con el juego de la pelota vasca.

Con el estallido de la Guerra Civil, durante la defensa de Madrid, sus instalaciones fueron reconvertidas en cárcel y, durante los primeros años de la dictadura franquista, sirvió como lugar de ensayo de bandas musicales vinculadas a la Falange Española. A mediados del siglo XX, se vendió a la compañía automovilística Citroën, que lo utilizó como taller de reparaciones.

400km.com-Fronton-Beti-Jai_Madrid

El 9 de febrero de 2011 fue declarado como Bien de Interés Cultural por la Comunidad de Madrid, con lo que se abre un pequeña puerta a una futura restauración.

Como curiosidad decir que han existido otros frontones denominados también Beti Jai, en BarcelonaSan Sebastián y Logroño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s