Calles de Madrid III

Se está convirtiendo en todo un clásico de nuestro blog, pero lo cierto es que saber el porqué de los nombres de las calles de nuestra ciudad es un ejercicio muy curioso y muy interesante.

Tomando como punto de partida la Puerta del Sol, si nos situamos en el kilómetro 0 y miramos a nuestra izquierda, nos daremos de frente con dos de las principales calles del centro de Madrid: La calle Mayor y la calle Arenal.

Calle-Mayor-Placa

La primera, situada a la izquierda de ese otro emblema de Madrid que es la pastelería La Mallorquina, tiene su origen seguramente desde antes del siglo XVII, aunque es por estas fechas cuando se tiene total constancia de ella. Por aquel entonces la calle Mayor comenzaba en la Puerta del Sol, en el edificio del Monasterio de San Felipe el Real, que poseía su fachada directamente sobre la calle Esparteros.

Ya en el siglo XIX, se derribó el Monasterio para ser construido, en el mismo lugar, la Casa Cordero y, en ella, el Gran Bazar de la Unión y el Café Lisboa. Un acontecimiento con mucha repercusión en la época fue el intento de asesinato de Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battenberg. Cuando salían de la iglesia San Jerónimo el Real, un 31 de mayo de 1906, el anarquista Mateo Morral lanzó un ramo de flores que contenía una bomba con la intención de asesinar a la pareja, en el número 88 de la calle Mayor. La pareja real resultó ilesa pero la explosión provocó la muerte de tres oficiales y cinco soldados del séquito real, tres personas más en los balcones e hirió a más de 14 personas que contemplaban el paso del cortejo

Calle_Mayor_Madrid

Calle Mayor.

La segunda calle, la del Arenal, se sitúa a la derecha de La Mallorquina y continúa hasta la plaza de Isabel II. Debe su nombre a que, antes de que se convirtiera en lo que es hoy, era un largo camino con una profunda hondonada por el que discurría un arroyo que iba desde el barranco de la Zarza (en la Puerta del Sol) hasta la plazuela del Barranco (en la plaza de Isabel II) y desaguaba en el arroyo de Leganitos (Cuesta de San Vicente). En días secos, dicha hondonada era un cauce de arena, pues el terrero que había entre las iglesias de San Ginés y de San Martín era un erial arenoso. Las arenas bajaban ininterrumpidamente de los afluentes que había a la derecha del arenal (en los llamados altillos de San Martín y Santo Domingo) y a la izquierda (en los altozanos de la calle Mayor y de la plaza Mayor). Estos afluentes formaron las calles de San Martín, Hileras y Donados por un lado y, Bordadores, Hileras y Fuentes por el otro.

Calle_del_Arenal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s